Feeds:
Entradas
Comentarios

Llevo casi 3 meses intentando ir a un llaollao, y hoy por fin ha sido el día.

Primero lo intenté con el de la c/ Muro de Santa Ana, 3 (c/ Navellos), en Valencia… y me topé con una insistente persiana cada día… “estarán empezando” pensé en enero, pero tras varias veces intentando ir a las 11:30, cuando se supone que abren a las 10:30… los descarté. Ellos se lo pierden, se ve que no les hace falta la clientela. Y no soy el único, en internet hay quien se ha quejado, y ellos dicen que en Facebook avisan de los cierres… pues lo siento pero no, no tengo porque ir a la web (ni mucho menos a Facebook, que no tengo) para ver si tienen la venia de atenderme o no.

Fui al de c/ Xàtiva 23… y aquí si, me explicaron de que iba el asunto, tomé una muestra, y pedí. Aquí ya viene un fallo, no tener una carta amplia del producto principal que se pueda ver desde fuera, hay varias cosas y no se sabe que es, si estan juntas… en fin, al lío. El producto principal es yogur helado, blanco, tirado en una tarrina de 3 tamaños al que se le añaden ingredientes variados (salsas, fruta fresca y/o cereales y frutos secos), el precio? 2.50€ la pequeña, 3€ la mediana, y luego la grande (enorme, para dos como poco). Está bueno, no hay que negarlo, pero me esperaba más de un sitio especializado en esto… y es que el yogur es el mismo prácticamente que el que hay en Fresc Co, quizá mejor, menos ácido, pero echo mucho en falta una variedad de sabores de inicio: fresa, chocolate, plátano, melón… sota, caballo y rey. Luego está el tema de los ingredientes, si pides la pequeña, sólo puedes elegir uno, y queda, con el yogur blanco, soso, muy soso… y eso que cogí chocolate negro (que era realmente Nocilla/Nutella derretida)…. hubiese preguntado si puedo añadir otro más (la mediana permitía elegir 3, pero es demasiado grande para una persona salvo que quieras una buena merienda), pero que me iban a cobrar? 10 céntimos? Me parecía raro el sistema… desacertado.

En resumen, debo decir que vale la pena probarlo, y repetiré con la mediana. Pero un consejo si vais: procurad ir dos y pedir la mediana si no queréis llevaros una decepción… ah! Y huid de la cercana ala plaza de la virgen.

Y para llaollao, lo dicho: yogures de sabores, tarrina pequeña más atractiva y cumplir los horarios anunciados (o modificarlos si no se van a cumplir).

Ilusos de nosotros, pretendíamos almorzar bien en el centro de Valencia. Encima con la ley antitabaco (que tanto perjudicaba a la hostelería, o eso decían…) pensamos que no se subirían en exceso a la parra, así que buscando consejo, fuimos a Casa Mundo, ubicado en don Juan de Austria.

Con 18º a las 11 de la mañana, nos extrañó ver la terraza desmontada… así que fuimos dentro… un bar con aspecto … “no nuevo”, con sus espejos, sus mesas normales… vamos, un sitio que no destaca por su interior precisamente.

Nos acercamos a la barra, y tenían calamares, embutido, tortillas, mucho pan, y otras cosas más para acompañar. Nos sentamos y pedimos, cada uno, medio bocadillo y un refresco (de botellín, que manía)… el bocadillo bien, nada aceitoso, pan del día.

Nos fijamos en la carta de helados por casualidad. El precio amigo de 1€ del ColaJet y otros polos ha sido burdamente tapado y ha subido a 1.20€… ¿ha subido el agua un 20% y yo no me he enterado?… mal presagio.

Vamos a pagar. 9€ en total, un cartel ofrecía por 4.50€ bocadillo, bebida y café. Nosotros obtuvimos medio bocadillo, bebido y nada de café. Este bonito timo es bastante común, pero en un sitio de solera llama la atención por rastrero. Quizá debería haberme quejado, o pedirles el café y dejarlo en la mesa tal cual.

Desde luego, lo que no voy a hacer es volver jamás a dicho lugar, los hay mejores, más baratos y encima igual de bien situados, como por ejemplo en la calle del parking de El Corte Inglés o en la cercana calle Bonaire (paralela a Comedias y Universitat). Luego se quejarán de la fata de clientela por el tabaco… engañar al cliente si quita clientela, lo malo es que a ellos parece ser que les sobra.

Para poner la guinda a nuestra visita barcelonesa (que mal suena la palabra, lo siento), ayer fuimos a comer a laBurg (aquí), ilusionados con las críticas leídas y la esperanza de encontrar la mejor hamburguesa de Barcelona.

No recordamos haber leido en la carta en papel nada sobre le pan de la Bikinesa, pero es posiblemente uno de los mayores errores cometidos. Se trata de un pequeño sándwich con una hamburguesa-loncha y queso… sin más…. nada que justifique los 5€ de su precio.

Las otras hamburguesas (New York y Quesos) si estaban al nivel esperado, en el punto que se pidió (aunque la cocinera, que por cierto debería cuidar el trato, alteró el orden) y con el volumen esperado. Hamburguesas caseras, buenos ingredientes y satisfacción general. MUY buenas.

Los entrantes por cierto (lo había olvidado) fueron bravas y nachos. Las primeras buenas, los nachos… totalmente prescindibles. Llega un momento en el que si tienes un local cuidado, precios altos, y presumes de calidad, debes ofrecer más que un buen producto: debes cuidar al cliente, y eso significa evitar que pida cosas que no valen lo que cuestan en carta, como pasa con el pan en muchos sitios, los cacahuetes en los bares o algún entrante normalillo como en este caso. Poco cuesta sacar a la mesa unos nachos, que cuestan menos de 30 céntimos, y algo de queso. Quedas como un rey, el cliente come algo, tiene sed y se siente mejor tratado.

Bueno, y los postres, tarta de queso y brownie, buenos, pero no para repetir.

En resumen, que si aterrizamos en la zona repetiremos, pero sólo las hamburguesas… sino, seguiremos catando otras ofertas, que espero que igualen la hamburguesa (que no es poco), mejorando el resto (que es muy fácil).

Ayer volvimos de Barcelona, donde llegamos el sábado, ávidos de comida oriental. Nuestra idea hace meses era ir a Oishi, pero se borró de nuestra mente y buscamos otro lugar donde ofreciesen comida japonesa tradicional.

Gong parecía ser el sitio adecuado (ubicado aquí), y aunque era sábado, ir sin reserva a las 20:15 en una ciudad tan turística, nos pareció una idea normal. Pues no. Buscamos el sitio, vamos hacia la puerta, vemos la carta (confirmamos que es caro, pero tiene muy buena pinta) y nos disponemos a entrar… craso error, un empleado nos indica que están cerrados (pero con la puerta abierta) y que “abrirán hacia las 9, cuando venga el dueño”… genial, una imagen deprorable para un sitio que no lo merece. Ni nos dieron opción a esperar o sentarnos, les faltó desearnos suerte.

Se nos ocurre merodear por el barrio en busca de otro lugar, y encontramos uno en la calle contraria… este parece más “normal” más como un “chino de toda la vida pero nuevo y con sushi”… pues nada, lo mismo, abierto y vacio, sin nadie atendiendo… no es casualidad, el local comparte cocina.

Al final fuimos a un “chino de los 90”, que no estaba nada mal la verdad (La Paz, Muntaner 532, aquí), una carta normal, con el ya típico encartado de din sun…. tranquilo y con precio justo.

Al Gong ya veremos si volvemos.

Maquillalia.com

Para cambiar un poco la temática del blog os quiero hablar de maquillalia. Se trata de una página web en la que puedes comprar maquillaje on line y te lo traen a casa. Con lo poco que salgo de compras me viene de lujo!. El problema es que a mi tarjeta de crédito no le ha venido tan bien. Vamos, que es un peligro. Empiezas a ver muchas referencias a muy buen precio, compras, compras, y a final de mes vienen los problemas. Por tanto, yo aconsejo moderación.

Eso si, gracias a esta página y a los videos de las gurus de youtube mi vida ha cambiado. Sin moverte de tu pc puedes descubrir un look muy favorecedor y en otra pestaña comprar los productos utilizados. Vamos, un lujo. Aunque hay que tener en cuenta que la web no trabaja con todas las marcas de maquillaje del mercado. En mi opinión es una técnica de marketing por parte de las marcas para asociarse con su exclusividad. Por tanto, marcas como: mac, kiko, elf, etc., ya os adelanto que no las vais a encontrar aquí.

Sin embargo, si que vais a poder adquirir: esence, eyeko,nyx, hean, etc. Vamos, lo que compramos la mayoría de los mortales que no nos gastamos más de 100€ al mes en maquillaje. A mi me gusta mucho los accesorios que puedes encontrar allí, por ejemplo: donut de relleno de moño, decoración de uñas, etc. Otra cosa que me encanta es la entrega a domicilio. Si compras más de 50€ no pagas gastos de envío. Yo termino comprando cosas chorras para alcanzar el importe y luego me arrepiento. Al final he decidido pagar los gastos, sobre los 3 eurillos, y no complicarme. En un par de días laborables lo recibes, aunque en la página web te avisa que va a tardar más. Es muy profesional, siempre viene el paquete en perfecto estado y con un regalito. Yo personalmente os recomiendo las brochas, si no quieres hacer una gran inversión te hacen mucho papel a un buen precio.

En resumen, ya estoy planeando el próximo pedido

Hartos ya de buscar variaciones, descubrimos un sitio atraídos por el olor de la comida recién hecha, una carta bien hecha y presentada (nada de esas cutrerías de Coca-Cola con una foto de un bocadillo prefabricado de calamares) y por un entorno muy tranquilo, una plaza peatonal, grande y con árboles, y con un parque convenientemente compartimentado para no molestarse unos a otros.

Se trata del bar-cervecería-bocatería El Parque (Plaza Pedagoga Raquel Payá, 8, aquí, detrás del Opencor de Peris y Valero, es posible ir en coche dando alguna vueltecilla y luego salir por Ruzafa), un local no muy grande (dentro tendrán para unas 20 personas), pero con terraza fuera, resguarda en verano del sol continuo y en invierno del viento.

La carta se compone de tapas (probamos las bravas, con ajoaceite y salsa en su punto) pero sobretodo de bocadillos “normales”, es decir, no encontrarás aquí uno de rúcula con camembert, pero si uno de ternera con pimientos y queso, o un montadito de pollo con queso y huevo. Todo recién hecho en un pan muy bueno y con su precio justo.

Luego estáis a 5 minutos de la zona central de la Ruzafa nocturna, así que es una buena alternativa para tomar algo por la tarde, cenar y salir por allí luego.

Hace un tiempo pensamos en emprender una búsqueda de algo que extrañamente no es fácil ver en bares, y que parece fácil y puede hacerse en casa: una buena hamburguesa completa.

Tenemos Foster’s Hollywood (inconfundibles, pero quizá sólo la Director’s Choice valga la que cuesta), Tony Roma’s (que no convence, mejor para costillas) y Vips…. pero y los sitios “normales”? Si hacen bien una brascada porque no una hamburguesa? Pues en esa estamos, vamos a ir al primer sitio que presume de dicha especialidad.

La Coveta (Marqués de Zenete 20, aquí) es un sitio situado al sur de Juan Llorens, un bar/restaurante renovado y que se nota que ha querido cuidar la imagen con uniformes y una carta cuidada. Tienen unas mesas dentro y una terraza cubierta con estufas, por lo que no parecen tener problemas de espacio (aún así, reservar cuesta bien poco).

La carta estaba muy bien, detallada, con tapas, bocadillos variados… orientado quizá a las típicas “cenas”. Pero nos interesaban las hamburguesas, que como podéis ver en su web son bastante variadas. Pedimos la especial y la completa, y por una vez, la foto fue fiel a la realidad…. incluso quedaba por debajo. Una hamburguesa generosa, con auténtica carne, con un grosor decente y un sabor tremendo. El pan era de horno, ligeramente tostado y muy tierno… un acierto, ya que en muchos sitios suelen darte un pan que queda reseco enseguida.

Pedimos también una tapa que ya ni recuerdo… pero si recuerdo que no fue lo mejor de la noche. El postre… no estaba mal, desde luego, era un brownie auténtico, pero nos supo a poco tras el plato principal… en esto quizá tengan culpa los excesos de otros sitios, donde te sirven nata, chucolate caliente, helado, virutas… pero aún así el sabor era flojo.

No os vamos a mentir, no será la mejor de Valencia seguramente, pero si os encontráis por la zona, si no sabéis por donde cenar, o si queréis probar algo diferente al timo de McDonald’s o a los precios del Hollywood… es recomendable.