Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 25 junio 2010

Vamos a comenzar por la situación y características del local.  En la calle Cuenca 19 (aquí mismo) se ve un local, que bien podría ser un pub de los 60… pero no, al entrar vemos que es un sitio blanco, con aspecto de cueva, y mesas, muchas mesas… es lo que más llama la atención, está todo muy pegado, sin llegar a molestar, pero aprovechado al milímetro. Al fondo, una cocina abierta preside un restaurante, como debería ser en otros sitios.

Hasta aquí bien, te sientan, y al cabo de unos minutos te atienden sin carta, en un intento de que pidas lo que te gusta o simplemente que te dejes aconsejar, aún así, la carta la tienen a mano y puedes ver lo que tienen. Poca variedad, pero la justa… aquí viene el primer problema, te das cuenta de los precios de determinados productos.

La gamba es exageradamente cara, lo cual puede ser normal, pero te hace perder la perspectiva de otros pescados que también lo son, aunque no lo parezcan: cigalas a la mitad, o calamares a un cuarto del precio por kilo de la gamba, se antojan excesivos. Precio por kilo? Si, como en el mercado. Resulta curioso, pero es un auténtico peligro… quiero pensar que es habitual pero desde luego es imposible (salvo que seas un experto en marisco, y en ese caso te da igual el precio), hacerse una idea del coste final… y claro, no te vas a poner a preguntar el peso de cada pieza. Luego, tienen algunos entrantes más comedidos, arroces, fideuà y otras preparaciones que si bien pueden estar buenas, no parecen ser su especialidad.

Se come bien, muy bien, el mejor calamar jamás probado, y las gambas, en su punto (plancha o cocida, a elección). La broma costó cara, pero no es un sitio para ir ni siquiera cada mes, así que tampoco pesa nada por darse un homenaje… ¿que pueden haber sitios con menos precio?, ¿ir a Denia a pasar el día resulta más barato? Puede ser, pero dudo que salgas enfadado de un sitio como este.

Como alternativa arriesgada, puedes ir de “perfil bajo”: Pedir para cuatro un entrante, una fideuà para dos/tres, gazpacho de marisco y una pieza por cabeza del marisco que mejor se ajuste a gustos y bolsillos, puede salir por un precio normal de buen restaurante.

Anuncios

Read Full Post »

Pizza gratis…

… i somriures debades. Sólo con la segunda parte de su nombre/eslógan, ya valdría la pena pararse a mirar, y si encima lo cumplen mejor que mejor.

Este peculiar sitio está situado en pleno centro (calle Tapineria 9, aquí, en la foto aún no estaba abierto), pero en un sitio ligeramente alejado del circuito de cenas/copas del Carmen… como encima no es sitio de paso, está demasiado escondido para lo que merece, a pesar de estar a 50m de la Catedral.

Su promesa principal es ofrecerte una bebida (1.90€ el quinto, 2.30€ una lata), un precio razonable para el centro (si te descuidas te clavan 2.50€) y encima con una porción de pizza gratis (de entre las 2 o 3 que tengan hechas en ese momento). Estas pizzas son de masa fina pero no crujiente, ingredientes tradicionales sin estridencias, unas 12 distintas con la sorpresa final de una de chocolate con lacasitos… eso si, les deben hacer descuento en las olivas negras porque casi el 40% de las pizzas llevan. Tiene también menú del día y sirven por supuesto cenas, con menús especiales para grupos con alguna tapa incluida.

Vamos, un sitio recomendable tanto para comer/cenar como para almorzar o pasar una tarde, ya sea en el local (amplio, con varios niveles, con aspecto acogedor) o en las mesitas de la calle semipeatonal.

Read Full Post »